Los alumnos de cuarto curso del grado en Administración y Dirección de Empresas tuvieron recientemente la presentación de sus ideas de negocio, que este año va por su XXI edición. Esta iniciativa consiste en que todos los estudiantes presentan dichas ideas de negocio delante de sus compañeros y de un jurado de expertos. De todos ellos se seleccionan cuatro, a los que se incorporarán el resto de sus compañeros para trabajar en el proyecto el resto del año.

Jaime Amorrurtu recibe el diploma como finalista de la XX edición del Foro de Creación de Nuevas Empresas
Jaime Amorrurtu recibe el diploma como finalista de la XX edición del Foro de Creación de Nuevas Empresas

Este fue el caso de Jaime Amorrortu, alumni de CESINE, que tras acabar el grado de ADE el año pasado, puso en marcha el proyecto que había presentado: la fabricación y venta de una impresora en 3D. “Hace unos años un amigo y yo nos compramos sendas impresoras. Nos dieron tantísimos problemas que empezamos a especular cómo podríamos hacer nosotros una que funcionara perfectamente y que fuera sencilla de usar. Aprendimos a diseñar en 3D y creamos un prototipo de impresora que funcionó bastante bien. Diseñamos después un segundo modelo mejorado, que es el producto final”, explica.

Aprendimos a diseñar en 3D y creamos un prototipo de impresora que funcionó bastante bien. Diseñamos después un segundo modelo mejorado, que es el producto final”, explica. Amorrortu nos cuenta que el último prototipo está acabado “a falta de unos detalles a pulir en el software, y después podremos centrarnos de lleno en producir para vender”. En lo que respecta al modelo de negocio afirma que ya lo tienen “todo planificado” y cree que este sector “todavía está empezando y tiene un potencial impresionante. Sin ir más lejos, gracias a la impresión 3D, hemos podido llevar a cabo este proyecto sin tener muchas nociones de ingeniería”.

Imagen de la impresora 3D de Jaime Amorrortu
Imagen de la impresora 3D de Jaime Amorrortu

“El mundo de la impresión 3D todavía está en pañales; las máquinas que se ofrecen son difíciles de usar y muy defectuosas. Sin embargo, si te acercas a empresas, de algún modo relacionadas con la ingeniería, verás que todas tienen por lo menos una. Esto se debe a que a día de hoy son imprescindibles para poder realizar prototipos sin gastarte 50.000€ y sin tener que esperar dos meses a que hagan el molde”, explica el alumni de CESINE.

Sobre este tipo de iniciativas que desarrolla CESINE, Amorrortu cree que “ayudan a los alumnos a exprimir su creatividad y a aplicar todo lo que llevan estudiando desde hace tres años en una idea de la que, tal vez, vivan al acabar la carrera”. “Gracias a la ayuda de los tutores del proyecto entiendes cuáles son los puntos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una idea de negocio y a cubrir todos los puntos flacos que pueda tener. Todo esto también te prepara y te hace consciente de lo que las empresas te van a exigir a la hora de entrar al mercado laboral, tanto siendo un trabajador, como siendo el empleador.”, añade.