Conocerte te ayudará a saber qué carreras o profesiones encajan mejor con tu perfil. Tu personalidad, tus gustos e intereses son aspectos que uno debe analizar a la hora de escoger una carrera. Es una decisión que debe tomarse con la máxima información disponible y sobre todo, haciendo una pequeña retrospectiva personal en la que vincules tus gustos y pasiones con las profesiones más demandadas. 

Te reseñamos a continuación algunos aspectos que deberías tener en cuenta:

1. Tus fortalezas: Invierte unos minutos en analizarte y determina cuáles son tus puntos fuertes, tus habilidades numéricas, tu capacidad de expresión…No pienses sólo en los conocimientos técnicos. Igual de importantes son tus habilidades y competencias personales y si las vas a poder desarrollar y mejorar donde realices tus estudios universitarios. Por ejemplo, si eres una persona creativa, que le gusta idear nuevos proyectos o que tienes facilidad para la ilustración, quizás debas pensar en Grados de Diseño que puedan ayudarte a convertir tu pasión en tu profesión.

2. Tus debilidades: Trata de ver qué áreas deberías mejorar y qué aspectos podrían ser una barrera insalvable para una determinada carrera. Si no se te dan bien los números o no te gustan, descarta las carreras con un alto porcentaje de contenidos matemáticos.

22-cesine

3. Tus valores: Piensa qué es para ti lo más importante y qué aspectos valoras más.  A la hora de elegir una carrera debes analizar cuáles son tus expectativas. Deberás tener en cuenta qué es lo que más puedes valorar en tu futuro trabajo (un ámbito internacional, un sector creativo, grandes compañías, si te gusta relacionarte con otras personas, si prefieres realizar proyectos al aire libre…)

ADE2

4. Tus pasiones: Piensa en los momentos en que te hayas sentido completamente dedicado a lo que estabas haciendo. Intenta identificar si hay algún denominador común cuando eso te sucede.  ¿Pasas horas y horas editando fotografías y vídeos? ¿Te gusta leer todas las noticias y enterarte de todo lo que está sucediendo en el mundo? ¿Dibujas sin descanso y sin darte cuenta del paso del tiempo?

5. Piensa cómo sería tu trabajo ideal: Dentro de tus pasiones y de cómo te imaginas en el futuro, invierte unos minutos en pensar cuál sería tu trabajo ideal, en qué sector y haciendo qué funciones. Además, echa un vistazo al mercado laboral e infórmate sobre las oportunidades de empleo que puedan existir en el futuro, profesiones más demandadas, habilidades y competencias requeridas, nuevos empleos…