Érika Oláiz, estudiante de Diseño de Moda, comparte un proyecto realizado en clase, que consiste en la reconversión de una prenda fuera de tendencia y cuya presentación ha sido de lo más curiosa. 

Tal y como destaca la alumna, el proyecto radica a partir de la necesidad de “reformar una prenda pasada de moda y adaptarla a las tendencias actuales”, lo cual hizo que Érika se decantase por “un vestido que mi abuela le hizo a mi tía cuando era pequeña, ya que lo consideré una oportunidad perfecta para desarrollar otras prendas”.  

El proceso tuvo sus complicaciones, aunque la estudiante señala que “siempre tenía muy claro lo que quería conseguir” y una vez finalizado, reconoce que “estoy satisfecha porque ha quedado tal cual me imaginé en un principio”. 

Prenda base sobre la que Érika Oláiz ha realizado su proyecto.
Prenda base sobre la que Érika Oláiz ha realizado su proyecto.

Además de la propia prenda, la alumna ha aportado el valor añadido de presentar su idea a través de un vídeo inspirado en el videojuego de Los Sims, algo que, tal y como indica “me da más confianza”, a lo cual añade que “en clase siempre nos animan a trabajar más para hacer algo distinto”. 

La estudiante ha enfocado la presentación de su proyecto en el videojuego de Los Sims.
La estudiante ha enfocado la presentación de su proyecto en el videojuego de Los Sims.

A la hora de hacer balance de sus tres años en CESINE, Érika reconoce que “siempre he tenido muy claro que quería estudiar Diseño de Moda”, y señala que “durante estos años, la exigencia ha sido progresiva”.  

De cara al futuro, la estudiante afirma que ha descubierto una gran pasión por el mundo del vestuario escénico, y no cierra las puertas a realizar nuevos proyectos relacionados con los videojuegos.