Álvaro Atienza, alumno recién graduado en ADE, ha experimentado el traslado del aula al mercado laboral en cuestión de dos semanas, ya que, poco tiempo después de formar parte de la XIII Promoción, se encuentra trabajando en BBVA.

Tal y como describe Álvaro Atienza, “la oportunidad de incorporarme al mundo laboral, surgió gracias a una oferta que publicaron en BBVA mientras realizaba mis prácticas en dicha entidad”. 

La metodología de CESINE y el perfil de su equipo docente hace que la tasa de empleabilidad de sus estudiantes se sitúe en un 94%

Una vez realizada la entrevista pertinente, aún siendo alumno de CESINE, Álvaro fue incluido en la bolsa de empleo de la empresa de cara a incorporarse cuando surgiese la oportunidad y, para sorpresa del estudiante “dos semanas después de graduarme ya estaba trabajando en una de las entidades financieras más importantes de España, concretamente en una de sus oficinas en San Sebastián”.

El proceso de adaptación, tanto a la ciudad como al trabajo, “está siendo muy rápido por cómo surgió todo, pero a medida que van pasando las semanas, estoy más cómodo, gracias en especial a mi familia que me ha ayudado a que todo esté siendo más sencillo”, asegura Atienza.

Álvaro Atienza destaca las competencias adquiridas en materia de trabajo en equipo durante los cuatro años de Grado en CESINE

En cuanto a la adaptación al ritmo de la oficina y a su cargo de Gestor Comercial, Álvaro Atienza pone en valor “las prácticas que realicé durante seis meses en la empresa, que me sirvieron como primera toma de contacto con la entidad”.

Además de la experiencia adquirida durante las prácticas, aspecto que Álvaro Atienza considera “esencial además de necesario para cualquier estudiante, ya que hoy en día la competencia en el mundo laboral es enorme y la diferenciación basada en la experiencia laboral es importantísima a la hora de encontrar el empleo deseado”, el estudiante destaca “la importancia de desarrollar la aptitud del trabajo en equipo, ya que es un requisito fundamental en cualquier empresa, sea del sector que sea”.

Álvaro Atienza fue el encargado de representar a los alumnos de CESINE en el acto de Graduación de la XXIII Promoción.

A la hora de valorar sus estudios de Grado en CESINE, el ya antiguo alumno pone de manifiesto que “han sido cuatro años muy intensos en los que el trabajo y el esfuerzo diario han sido esenciales, por ello, y sin duda alguna, destacaría principalmente la metodología basada en ese trabajo diario, ya que me parece una manera mucho más justa de evaluarnos”. Además, Álvaro Alonso añade que “esa metodología, acompañada de la experiencia profesional de todos nuestros profesores nos hace ver de forma más realista el mundo laboral al que nos vamos a enfrentar”.

La última experiencia de Álvaro Atienza como alumno de CESINE no ha podido ser más satisfactoria, ya que fue el encargado de ejercer como representante de los alumnos en el acto de Graduación de la XXIII promoción, cuestión que recuerda como “un auténtico orgullo, ya que  es uno de los días más importante de nuestras vidas y a pesar de que supuso una enorme responsabilidad, puse todo mi empeño y disfruté el momento lo máximo posible”.