El Centro Universitario CESINE permite que los alumnos del Grado oficial en Diseño de Interiores sean capaces de acondicionar espacios desde su primer año y puedan realizar proyectos con situaciones, materiales y pautas profesionales. 

La creatividad es una de las máximas del Grado oficial en Diseño de Interiores y para ello, los profesores se convierten en transmisores de conocimiento a través de una metodología práctica e inspiradora para los alumnos.

El Grado oficial en Diseño de Interiores ofrece a los estudiantes numerosos campos de actuación de cara a su futuro profesional.

De cara a estimular su talento, los alumnos realizan de forma continua actividades de campo fuera del campus de CESINE, como por ejemplo acudir al Palacio de Exposiciones de Santander para descubrir la importancia del dibujo como lenguaje gráfico intelectualizado, aspecto que dota al estudiante de la capacidad para desarrollar su capacidad para transmitir mensajes a través de la expresión artística.

Además del desarrollo de la creatividad, los estudiantes tienen la oportunidad de trabajar y desarrollar casos reales desde su primer año, como por ejemplo el diseño integral de una vivienda-taller para un artista a su elección.

A su vez, los alumnos aprenden a trabajar en proyectos multidisciplinares junto a sus compañeros de los Grados de Diseño de Moda y Diseño Gráfico, cuestión que la arquitecta y profesora de CESINE, Estefanía Sánchez, considera “fundamental, ya que en el mundo laboral necesitamos trabajar con profesionales de todo tipo”.

El equipo docente también se encarga de mostrar a los estudiantes las múltiples salidas profesionales que ofrece la titulación, como es el caso de Juan Carlos Quintana, arquitecto y profesor, que afirma que “el Diseño de Interiores no sólo se ciñe a la reforma de locales o de viviendas, sino que existen múltiples campos de actuación, como  el diseño de escenografía, escaparatismo, o arquitecturas efímeras, entre otras posibilidades”.