Carlos Fernández, Graduado en Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing en la Promoción de 2014, ha desarrollado la iniciativa ‘Palas y Rabas’, una solución que permite digitalizar las cartas de los bares y restaurantes a través de “una marca amigable y un estilo muy cántabro”.

Tal y como describe su creador, Palas y Rabas surge “en un momento de incertidumbre, adaptación y ambición como el que estamos viviendo a nivel mundial sin precedentes, por lo que en plena desescalada, sabiendo que los bares y restaurantes de Santander y de Cantabria podían empezar a reabrir ajustándose a las medidas de prevención para la pandemia, tenía ganas de probarme a mí mismo con lo que podía ofrecer: diseño gráfico, soluciones web y digitales”.

Una vez superado el verano, Carlos Fernández hace un balance muy positivo de la acogida de su iniciativa y resalta que “desde un principio conté con una buena respuesta tanto desde varios hosteleros que confiaron en el proyecto desde el principio, con restaurantes y medios de comunicación nacionales y regionales”. Además, también destaca que “ha sido una buena experiencia estar en un momento tan diferente e inusual, ayudando y proporcionando a la hostelería soluciones para su reapertura”.

A la hora de de valorar la situación actual, el alumni opina que “con toda esta nueva situación se nos exigen cambios en muchos aspectos que dábamos por sentados y no lo eran. Con ello me refiero a modelos productivos y métodos de trabajo. Estamos aprendiendo -y todavía nos queda mucho camino por recorrer- que la proximidad, las sinergias locales, el consumo de cercanía y local y los modelos colaborativos a niveles cercanos tienen mucho potencial”.

Precisamente, Carlos Fernández relaciona lo anteriormente expuesto con su proyecto, y asegura que “la intención y el tono de la iniciativa eran claros desde un principio: una solución con un mensaje y una manera de hablar como marca que tuviera su arraigo en la hostelería regional. Pienso que ese es el principal valor añadido, además de la propia herramienta y su solución de adaptación a la pandemia y las normas sanitarias. Apoyarnos entre los más próximos para llegar lo más lejos posible es fundamental. Con sectores cohesionados y fuertes el futuro está garantizado, y debemos sacar partido de la moraleja de esta crisis”.

Uno de los conceptos que más se han tratado en el plano laboral durante los últimos meses es el de la transformación digital, aspecto sobre el cual, Carlos Fernández tiene muy claro que “estamos más en una nueva era donde ignorar la tecnología en cualquier industria es negar la revolución. Me gusta más hablar de revolución digital, porque la transformación debe venir intrínseca a esas ganas de revolución aprovechando todos los recursos tecnológicos y digitales al alcance, que son muchísimos”.

A pesar de haber concluido sus estudios en CESINE hace más de seis años, Carlos Fernández destaca que “tengo muy buenos recuerdos de esa etapa”, a lo cual añade que “desde que finalicé mis estudios he tenido la oportunidad de trabajar con ex compañeros y profesores y adquirir muchas competencias, habilidades nuevas y contactos. Tengo la suerte de mantener el contacto con varios de mis profesores con los que incluso en la actualidad nuestros caminos profesionales se han cruzado y hemos colaborado o coincidido en proyectos. Eso es algo a destacar, porque fueron algunos de ellos los que hace tan solo unos años me transmitieron sus conocimientos y su experiencia en el aula, fomentando ese espíritu emprendedor en mí”.