Cuanto más desarrollemos nuestra capacidad creativa mayores serán las posibilidades de encontrar el éxito. En CESINE  tratamos de estimular la creatividad en los alumnos, tanto dentro como fuera del aula, y usamos las herramientas y técnicas más eficaces para aumentar la misma. Además proporcionamos a los estudiantes actividades y talleres con los más reconocidos profesionales de su sector.

Es el caso de un grupo de alumnos de tercer curso del grado en Diseño de Moda de CESINE, que ha llevado a cabo un taller en el Cristóbal Balenciaga Museoa para ahondar en el legado técnico del modisto y aprender a realizar el llamado cuello Balenciaga, gracias al convenio de colaboración que tiene CESINE con esta entidad.

Parte de los alumnos de del grado en Diseño de Moda que ha llevado a cabo un taller en el Cristóbal Balenciaga Museoa
Parte de los alumnos de del grado en Diseño de Moda que ha llevado a cabo un taller en el Cristóbal Balenciaga Museoa

“Cuando el alumno sale fuera del aula se le da un incentivo más. Tener la posibilidad de entrar en contacto directo con museos, permite a los estudiantes visualizar otras opciones que da el grado”, afirma el profesor de Historia de la Moda e Indumentaria Víctor J. Hurtado.

“Además, en este caso concreto, los alumnos pueden conocer la técnica de un maestro a través del  Museo Balenciaga”, explica Hurtado, que considera una ventaja competitiva para su futuro profesional que los alumnos puedan acceder a sus archivos.

Los alumnos de CESINE durante la explicación previa al taller práctico
Los alumnos de CESINE durante la explicación previa al taller práctico

El profesor pone énfasis en este punto porque Cristóbal Balenciaga Museoa solo tiene convenio con unas pocas instituciones educativas, y uno de ellas es CESINE, con lo que los alumnos pueden aprender de primer mano el legado técnico del “maestro de maestros”.

“Balenciaga es un maestro técnico. Consiguió no solo las mayores cuotas de técnica en sastrería que se ha llegado en su época sino también dar los primeros pasos a lo que sería la moda de los años 60 y 70, con formas abstractas y minimalista. Está fuera de la cronología de la moda”, explica Hurtado.

El objetivo de esta jornada, organizada por los profesores Aida Ulibarri, Gema Nájera y Víctor J. Hurtado, entra dentro de la metodología de CESINE, eminentemente práctica y enfocada  hacia el mundo real, diseñada para fomentar el talento y crear un ambiente educativo emocionante. El objetivo es que los alumnos apliquen sus conocimientos en situaciones reales y que perfeccionen sus capacidades a través de este tipo de talleres.