Una entrevista de trabajo es un reto tanto para el entrevistador como para el candidato. No debes dejar ningún aspecto de tu solicitud al azar. Te presentamos algunas claves para potenciar tu perfil y destacar por encima de los otros candidatos.

  • Habla sobre ti para romper el hielo

Muchos procesos de selección empiezan con este tipo de preguntas, ya que de esa manera se empieza a entablar conversación y sirve como introducción a los aspectos más técnicos relacionados con el puesto. Aprovecha para seleccionar ciertos aspectos relevantes que puedan estar relacionados con la empresa, de esta manera, tú mismo puedes dirigir la conversación a donde te conviene.

  • Ten muy claro por qué quieres optar al puesto

Es muy importante que demuestres tu interés en la compañía y prepares tu intervención acerca de la misma, ya que genera una grata impresión y demuestra tu interés por acceder a su plantilla. En esta fase también puedes aprovechar para destacar tus competencias dentro del puesto con algún ejemplo de tu experiencia laboral.

  • Potencia tus virtudes

No sólo tienes que citar tus puntos fuertes, sino que debes justificarlos y aprovechar para destacar experiencias anteriores y algunos hitos que hayas conseguido en otras empresas.

  • Aprende a hablar de tus debilidades

Evidentemente, todas las personas tenemos defectos, por lo que es adecuado saber exponer nuestras debilidades e incluso, ser proactivos y adelantarnos a posibles preguntas incómodas al respecto. Es conveniente que sepas expresarlo de una forma crítica pero a la vez con una solución.