Claudia Pérez, alumna de 2º curso de Diseño de Interiores, está realizando un periodo de rotación internacional en Roma, concretamente en Quasar Institute for Advanced Design y nos detalla su experiencia, tanto desde el punto de vista personal, como las competencias profesionales que está adquiriendo.

Uno de los principales motivos que han impulsado a la estudiante a tomar la decisión ha sido “el poder vivir una oportunidad única”, además de “la posibilidad de ampliar mi CV enfrentándome a estudiar en otro país”. Precisamente, Claudia Pérez reconoce que se inclinó por Italia para disfrutar de esta experiencia porque “desde siempre he tenido un vínculo con el país, además, he podido viajar a lo largo de mi vida por muchas ciudades de Italia desde muy pequeña y siempre me ha llamado especial atención. Tenía claro que en algún momento de mi vida quería vivir aquí, y de verdad esto es un sueño cumplido. Ya no solo por el país en general o la ciudad, sino por la cultura, la gente y el ambiente que hay”.

A pesar de la situación sociosanitaria a nivel mundial, la alumna destaca que “la experiencia está siendo positiva en todos los aspectos y espero que siga así” y además señala que “desde la Universidad me están ayudando en todo lo posible para facilitar la situación actual con los estudios, ya que a partir de ahora mis clases se realizan de forma online, pero hasta la fecha se han impartido de forma presencial, por lo que estoy encantada”.

Claudia Perez CESINE Erasmus

A la hora de valorar el plano académico, Claudia Pérez reconoce que “lo que más me ha llamado la atención de la experiencia ha sido la universidad y la ciudad en sí. Acostumbrada al sistema de trabajo de CESINE y a convivir en una ciudad como Santander, ha sido totalmente distinto pero positivo para mi este gran cambio”, a lo cual añade que “las similitudes entre CESINE y Quasar son el ambiente de familiaridad y de confort de las dos, las facilidades que te ofrecen ambas como estudiante, y el trato que te dan”.

Otro de los aspectos que son valorados de forma muy positiva por la estudiante son las competencias que está adquiriendo durante este periodo internacional y desde el plano personal reconoce que “es una forma de encontrarse a uno mismo como persona, madurar y crecer como individuo”, y también asegura que “a mí sinceramente me está evadiendo de lo que tenia antes y me está ayudando a encontrar una forma más madura y sincera de ser yo”.

Por último, Claudia Pérez tiene muy claro que “recomendaría esta experiencia a cualquiera que se le ofrezca la posibilidad de poder irse. Es algo único que solo vives una vez en la vida y te ayuda a crecer como persona, desarrollar otras capacidades especiales tanto para tu carrera como personales, y libera la creatividad de cualquiera. En conclusión, creo que es una experiencia única y que todo el mundo debería de vivirla alguna vez”.