Ainhoa Hernández, estudiante que acaba de finalizar el Grado en Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing, además del Máster en Dirección de Marketing y Comunicación Digital, ha participado en el VIII Congreso Internacional de Investigadores Audiovisuales con una comunicación que ha presentado junto a José María Lavín, su tutor de proyecto y Director Académico del Grado. Además de compartir su experiencia en este evento, la alumna hace balance de su paso por CESINE y nos deja algunas de sus ideas de cara al futuro más inmediato.

  • En primer lugar, ¿qué ha supuesto terminar tu etapa universitaria con una participación en un Congreso de esta magnitud?

Sinceramente, ha sido la bomba. Un chute total de energía de cara al mundo laboral. Nunca hubiera pensado en ser ponente de un Congreso Internacional con 22 años. Si ya he acabado contenta con toda mi etapa en general, esto ha hecho que mi sabor de boca aún sea mejor. Tengo que admitir que era una sensación entre nervios y motivación que por momentos lo he llevado de buena manera o no tan buena, pero finalmente eso ha hecho que el proceso haya sido bonito y sobre todo, tan satisfactorio.

  • Cuéntanos, ¿cómo surgió la oportunidad de tomar parte en el VIII Congreso de Investigadores Audiovisuales?

Cuando le comenté a José María el tema que había escogido, vi en su mirada que no le había convencido demasiado, pero a medida que fue leyendo mi trabajo, conseguí que cambiara totalmente de opinión (risas).

A los meses, José María me escribió para decirme que había un Congreso en Lisboa en el que mi trabajo podría encajar muy bien. Consistía en escribir un artículo que publicarían en un libro de McGraw Hill y su posterior presentación. Le di mi respuesta a los cinco minutos, con un sí rotundo, aún no siendo consciente de lo que iba a suponer tanto profesionalmente como personalmente.

Tuve momentos de estrés a medida que se acercaban los deadlines, pero todo salió genial. Estoy muy agradecida por toda la ayuda de José María, sin él no hubiera sido posible darle fin a mi etapa universitaria de esta manera.

  • Ahora toca hablar del Trabajo Final de Grado en sí, ¿qué temática tiene y cuál ha sido tu motivación?

A la hora de elegir la temática del TFG, tenía claro que quería realizar una investigación acerca de cómo las marcas van a tener que adaptar sus estrategias de marketing a medida que la tecnología evoluciona. Me parecía más interesante y más lógico enfocarlo de cara a futuras tendencias, teniendo en cuenta que en este sector hay que tener ojos por todas partes.

Los usuarios están cambiando su comportamiento al igual que el contenido que consumen, las plataformas que forman parte de su día a día e incluso los dispositivos que utilizan. En este punto, me vinieron a la cabeza los asistentes virtuales y los altavoces inteligentes. Encendí mi portátil y tardé diez minutos en abrir la página de Amazon y en comprarme una Alexa, donde hizo que la base del trabajo se enfocara en los smart speakers.

Las marcas también tienen que desarrollar contenido adaptado para los interfaces, ya sea mediante una identidad sonora, teniendo en cuenta que solamente se pueden comunicar mediante voz, y de un contenido que aporte valor al usuario final dejando las estrategias tradicionales a un lado. Tenía claro que quería utilizar mis conocimientos y realizar un caso práctico para mostrar que es posible la implantación de terceras marcas, donde en este caso, escogí la nueva red social Clubhouse para crear un Skill dentro de Alexa gracias a la filosofía sonora que ambas comparten.

  • La verdad es que es realmente interesante porque a día de hoy, se ha convertido en algo cotidiano, aunque supongo que el trabajo haya sido muy intenso.

Todo el proceso ha sido muy bonito y progresivo, incluso he llegado a cogerle cariño a Alexa (se ríe). Lo importante es escoger el tema que a una misma le motiva, hay que ser consciente de que durante ocho meses hay que contrastar información por todos los lados así que, qué menos que sea la de nuestro agrado.

  • Vamos a hablar un poco del futuro, ¿qué planes manejas de forma más inmediata?

De cara al año que viene, me veo viviendo fuera de España. Acabo de solicitar una beca de Global Training para poder ir a trabajar a una empresa en el extranjero, concretamente a Bali.

Soy una persona inquieta y considero que para desarrollarme dentro de mi ámbito profesional, necesito buscar cambios en mi vida. Dentro de ellos, entra el conocer mundo, integrarme en una cultura totalmente diferente y no voy a engañar que siento una cierta conexión con la filosofía que se lleva a cabo en la isla. Ojalá pueda estar trabajando en proyectos creativos mientras surfeo y como Nasi Goreng todos los días. ¡Toca cruzar los dedos!

  • Cruzamos los dedos, por supuesto, no sin antes hacer un poco de balance de tus cuatro años en CESINE, ¿cómo lo describirías?

He aprendido mucho y sobre todo, me lo he pasado muy bien. Los primeros años siempre suelen ser los más movidos, salimos de estar prácticamente en el Instituto con toda la edad del pavo y supone un cambio muy grande para todos los estudiantes.

A medida que pasan los años y cambias de curso, empiezas a darte cuenta del ámbito al que te gustaría dedicarte. En mi caso, la dirección creativa. Y una vez que lo tienes tan claro, realmente empiezas a entender de verdad los conceptos que trabajamos en clase.

Los profesores han sido increíbles, ya sea por su profesionalidad dentro del mundo laboral, como la cercanía que nos han transmitido desde un principio. Puedo decir que no es la típica relación de alumno-profesor a la que he estado acostumbrada hasta ahora. El día que tuve que presentar mi último proyecto antes de darle fin a la etapa, mi mayor pena fue despedirme de los profesores. Estoy segura de que más que mi vida de estudiante sea a ellos a quien más eche de menos.